Silvestre y Nativo

Mascotas

Cautiverio

Comercio ilegal de fauna silvestre

Los animales que se capturan de su hábitat son violentamente arrancados de sus madres. Los traficantes matan de forma cruel las hembras para quitarles a los bebés de sus brazos. Esto ocurre generalmente con mamíferos como primates y aves.

Esto no solo aniquila a una madre de manera dolorosa, sino que destruye los grupos sociales y familiares de animales silvestres, empeorando la situación crítica de la fauna nativa.

En el caso de reptiles u otros animales que no siempre dependen de su madre, los animales son capturados y puestos en tinas donde no reciben alimentación ni cuidados hasta que alguien las compra. El estrés y la falta de condiciones adecuadas mata a muchísimos animales. Los que sobreviven son utilizados para el comercio, pero tienen una alta probabilidad de morir incluso después de ser vendidos.

 

 

Comercio “legal”

Muchas personas justifican este tipo de comercio de animales silvestres, sin embargo, y después de muchos años de esta mentira, está comprobado que:

  • El comercio legal “blanquea” o esconde tráfico ilegal imposible de rastrear incluso con controles estrictos
  • El comercio legal NO ha disminuido el tráfico de especies silvestres en ningún país
  • Mantener el comercio legal de ciertas especies no impide que haya comercio ilegal de las mismas, por cosas como el precio o la disponibilidad
  • Considerar que puede haber un comercio legal de especies silvestres perpetúa el concepto de que los animales son cosas que se pueden comprar, vender o intercambiar cuando la persona se cansa de estos animales.
  • El comercio de vida silvestre no es ético, ni justificable en ninguna circunstancia.
  • No solo los animales silvestres nativos sufren de estas consecuencias, sino los animales considerados “exóticos” (animales que no son nativos de Ecuador) -como por ejemplo erizos africanos, cacatúas, geckos, ajolotes o invertebrados como tarántulas mexicanas – generalmente provienen de traficantes o criadores ilegales, los cuales comercializan especies en otros países, a pesar de que en sus países de origen estén en peligro de extinción.

 

Los principales problemas que presentan los animales una vez que son incautados son:

  • Malnutrición o desnutrición crónica
  • Automutilación por estrés
  • Conductas impropias de su especie
  • Privación de comportamientos naturales, individuales y sociales
  • Enfermedades transmitidas por otros animales domésticos
  • Lesiones y malformaciones por alojamiento inadecuado

 

La mayoría de estos problemas son irreversibles y culmina con la muerte de los animales, esto significa que tuvieron una vida de sufrimiento, sin la oportunidad de volver a s hábitat, de relacionarse con otros individuos de su especie o de ver a su familia.

 

Las personas que quieren tener animales “extraños” para mostrar una falsa superioridad o excentricismo, no se dan cuenta de que la cadena de tráfico ha destrozado muchas más vidas y ha puesto en peligro los ecosistemas de nuestro país megadiverso. No es amor, capricho.

#1
#2
#3
#4
#5
#6
#7
#8
#9