Silvestre y Nativo

Zoológicos

La historia de los zoológicos se remonta a la civilización antigua, donde sobresalen ciudades como Mesopotamia, Egipto o China. En un inicio se trataba de colecciones privadas de “bestias salvajes“ con el objetivo de demostrar riqueza y poder de quienes los poseían. Los intercambios y regalos de animales entre nobleza y autoridades eran comunes en esta primera etapa.

Breve historia (Fuente | icesi.edu.co)

El primer zoológico de la historia se estableció en Egipto en el año 1500 a.C. donde los animales eran exhibidos en parques con jaulas para los animales que se traían de tierras lejanas. En una segunda etapa, a fines del siglo XVIII y principios del siglo XIX los zoológicos pasaron a ser arcas de animales. El objetivo era exhibir la mayor cantidad de animales sin importar las condiciones o número de animales que se tuvieran. En 1765 en Viena fue inaugurado el primer zoológico moderno, dando paso a la tercera etapa. En Norteamérica el primer zoológico fue inaugurado en 1864 con una de las mayores colecciones del mundo. En Latinoamérica el primer zoológico que se inaugura en 1888 es el de Buenos Aires en Argentina; y en 1924 el zoológico de Chapultepec en México.

Se identifican 4 etapas según la evolución histórica de los zoológicos, desde la más básica que se identifica con meras colecciones privadas de animales, pasando por colecciones numéricas con ambientes estériles, luego a construcción de ambientes más parecidos a sus hábitats naturales, con materiales más livianos, y finalmente la última etapa incorpora las necesidades del personal que cuida a los animales, y las del público que visita los centros zoológicos para que puedan observar los animales.

 

 

En la última etapa de evolución, los objetivos de mantener animales silvestres en cautiverio se definían por:

  • Conservación
  • Educación
  • Diversión
  • Investigación

 

Y estos 4 pilares han sido la base de los zoológicos en Ecuador los últimos años, sin que haya un espacio de discusión, evaluación o mejoras significativas en conceptos y objetivos a largo plazo. Algunas de las causas a las que se atribuye esta falta de evolución en primer lugar son la falta de políticas públicas, el aumento del tráfico de especies, la saturación de los centros de manejo, la falta de personal capacitado, entre otros.

En conjunto con la Fundación Franz Weber, aliados estratégicos de este proyecto, y con base en su innovadora propuesta ZOO XXI, consideramos necesario adoptar nuevos modelos de zoológicos que contemplen verdaderos procesos de conservación y educación basados en la empatía y el respeto de los animales silvestres. Eliminar el concepto antiguo de “diversión”, ya que los animales que por varios motivos no pueden volver a su hábitat natural, son víctimas de un negocio cruel que afecta su bienestar, y el de los ecosistemas.

Para lograr este propósito nos acogemos a los objetivos que propone ZOO XXI para que sean la base de la nueva generación de zoológicos en Ecuador y el mundo:

  • Conservación
  • Ciencia
  • Ética
  • Gobernanza
  • Educación

 

Fuente | ffw.ch